Proyecto Dr. Francisco Martín


El 16 de Mayo del 2015, DiabetesCERO volvió a visitar CABIMER (Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa) para conocer, de primera mano, la investigación llevada a cabo por los científicos, DR. FRANCISCO MARTÍN BERMUDO Y DR. FRANCISCO BEDOYA BERGUA.

Asistieron también otras asociaciones invitadas por DiabetesCERO como ADIMO (Asociación de Diabéticos de Morón y su Comarca), ANADIS (Asociación para la Atención y Defensa del Niño y Adolescente de Sevilla) y ADEN ( Asociación de Diabéticos de Jaén), todas ellas tuvieron oportunidad de compartir inquietudes y conocimientos con los reconocidos científicos y líderes de los grupos de investigación del CABIMER sobre "Islotes pancreáticos y células madre" y "Mecanismos de supervivencia del islote pancreático"

 



Dr. Francisco Martín Bermudo, vicerrector y catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad Pablo de Olavides de Sevilla, y científico cuyas líneas de trabajo giran en torno a la terapia celular de la diabetes y al papel de los alimentos y nutrientes en el desarrollo de la enfermedad, centró su intervención en las investigaciones que está realizando su equipo para la obtención de "Super- Islotes" pancreáticos a través de la utilización de una mutación activadora de glucoquinasa.

Nos informó  que el trasplante de islotes pancreáticos actualmente no es fácil debido a  la dificultad del proceso de extracción y a la falta de donantes cadavéricos.

Se requiere una media de 2 a 3 donantes por paciente trasplantado. Además el sistema inmune vuelve a destruir los islotes con lo cual al cabo de unos años se tendría que volver a trasplantar.

Pero si se consiguiera  mutar los islotes cadavéricos de manera que se convirtiesen en super islotes productores de insulina se podría llegar a que con un solo donante se trasplantase a 2 o 3 pacientes.

¿Cómo mutar a los islotes pancreáticos?

 

La glucoquinasa es una enzima clave en el control de auto regulación de la glucosa en el organismo. En la células betas-pancreáticas (que son las encargadas de producir insulina), esta enzima actúa como sensor de glucosa integrando los niveles de glucemia con la secreción de insulina.

Las mutaciones en esta enzima o proteína  se pueden clasificar dentro de dos grupos: inactivadoras, en cuyo caso hablamos de diabetes,  y activadoras que producen más cantidad de insulina de la necesaria, originando  hipoglucemia  severa a las personas que nacen con esta mutación.  Una de esas mutaciones es la V91L y es con la que están investigando el  grupo del Dr Martín Bermudo.

 
 



Los pacientes con esta mutación se caracterizan por tener islotes pancreáticos de mayor tamaño y con una mayor sensibilidad a la glucosa.

El objetivo  es introducir la mutación V91L en islotes pancreáticos con el fin de conseguir islotes que proliferen y tengan una mejor respuesta secretora de insulina. De esta forma, estos islotes podrían ser trasplantados a pacientes con diabetes y permitirles controlar sus glucemias sin necesidad de un suministro externo de insulina.  



No obstante, como destacó Martín Bermudo "actualmente el trasplante de islotes de páncreas no constituye una cura contra la diabetes sino una oportunidad para quienes no pueden manejar la enfermedad".

Se trata de un procedimiento con ciertas limitaciones. Los pacientes trasplantados tendrían que tomar medicamentos inmunosupresores y el trasplante tendría una duración determinada, ya que los pacientes deberían volver a inyectarse insulina una vez pasado el tiempo.


En definitiva, como ha concluido el investigador "lo que realmente funciona y está demostrado en diabetes a día de hoy, es que para prevenir o retrasar complicaciones hay que mantener un nivel de hemoglobina glicosilada inferior al  7%".

 

Laboratorio de Supervivencia del Islote

No hay abordajes eficaces que combatan el proceso destructivo de la  célula beta pancreática. Por ello, la protección de estas células frente al ataque inmunitario constituye un objetivo de investigación para muchos científicos y en particular para el investigador y catedrático Dr. Francisco Bedoya, el cual centra sus líneas de investigación en la Regulación de los Procesos de Autorrenovación  de las Células Troncales Embrionarias y en la Regulación de la Supervivencia de las células betas pancreáticas.