Generar células betas a partir células madre

Regeneración células betas

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Pros y contra de la vía regenerativa.

El diario ABC publicaba recientemente una referencia a un nuevo estudio en el que se describe un nuevo procedimiento que optimiza el desarrollo de células beta a partir de células madre (técnicamente, células pluripotentes humanas no diferenciadas). Según este titular es esta la “próxima esperanza” para el tratamiento de la diabetes. Deberíamos de matizar el mensaje.

La generación de células beta a partir de células madre es una de las muchas líneas de trabajo existentes a día de hoy en lo que llamamos medicina regenerativa para el tratamiento de la diabetes, en concreto de la diabetes tipo 1. De hecho, la propia Fundación Diabetes Cero ha financiado el trabajo desarrollado por la Dra Rosa Gasa de IDIBAPS que constituye un ejemplo más: desarrollar un método que permita generar células beta a partir de células madre inducidas. Estas se obtienen a su vez de la transformación de unas células de la piel (fibroblastos) del propio paciente. Y el pasado día 11 de enero comentábamos otro artículo en el que se profundizaba en los mecanismos por los cuales unas células endocrinas se podían llegar a transformar en otras. 

Así, podríamos resumir las principales vías regenerativas en:

  • Generación en el laboratorio de células beta a partir de células madre. Estas a su vez pueden ser:
    • Células pluripotentes naturalmente existentes en los organismos.
    • Células pluripotentes inducidas obtenidas por la transformación de fibroblastos de la piel.
  • Diferenciación de unas células endocrinas (por ejemplo, las productoras de glucagón en los islotes pancreáticos) en otras (células beta productoras de insulina). 

Todas ellas, planteadas como posibles estrategias terapéuticas en el tratamiento de la diabetes tipo 1, deben resolver previamente problemas de peso que requerirán per se de muchos más estudios:

  • Si las células provienen del mismo paciente y el sistema inmune no se ha modificado/reeducado de algún modo, podrán volver a estar expuestas al ataque autoinmune. Habría que desarrollar estrategias que frenasen al sistema inmune o aislasen a estas nuevas células de la acción de nuestras propias defensas.
  • Si las células provienen de otra persona, existirá la posibilidad de rechazo por parte del sistema inmune y obligaría a usar estrategias de inmunosupresión. Estas tienen marcados efectos secundarios en la actualidad que no parecen aceptables en la inmensa mayoría de casos de diabetes tipo 1. 

Como podéis entender estos requerimientos alejan la aplicación práctica de la estrategia regenerativa a corto plazo sobre pacientes. Tenemos que ser cautos con la interpretación de las noticias que este sentido han surgido, surgen y seguirán haciéndolo en el futuro.

Volviendo al artículo y para finalizar, decir que se trata de un estudio de investigación con mucho interés que muestra protocolos para mejorar la funcionalidad de las células beta generadas en el laboratorio a partir de células madre. Este es un requisito necesario para progresar en el desarrollo de terapias, pero como hemos intentado explicar, no suficiente.

NOTICIAS RELACIONADAS

Suscríbete

a nuestra Newsletter

Recibe las últimas noticias sobre investigación en diabetes tipo 1.

¿Conoces alguna noticia de actualidad sobre la diabetes tipo 1?

Escríbenos a través de nuestro formulario de contacto.