Intranet

Microbioterapia para curar la Dt1.

Microbioterapia para curar la Dt1.

Comparte esta noticia

MICROBIOTERAPIA: Investigadores de Lleida estudian la creación de un probiótico de última generación para curar la Dt1

 

Las infecciones por enterovirus y el abuso de antibióticos en edades tempranas están detrás de muchos debuts diabéticos.

 

Investigadores del Grupo de Investigación en Inmunología y Metabolismo del Institut de Recerca Biomèdica IRB Lleida, en colaboración con el laboratorio de metagenómica del Institut de Recerca del Hospital Universitario de la Vall d´Hebron (IR-HUVH) están desarrollando un estudio que establece la relación entre los cambios en la microbiota intestinal y el desarrollo de enfermedades autoinmunes como la diabetes tipo 1.

En concreto, la profesora Estela Rosell Mases, ganadora de una Beca Impulso Jóvenes Talentos de la Fundación DiabetesCERO, está desarrollando un estudio que relaciona directamente el origen del debut diabético con cambios importantes en la microbiota intestinal. El artículo científico verá la luz en los próximos meses y supondrá una perspectiva totalmente novedosa para conocer el porqué aparece por primera vez la diabetes tipo 1.

Como es sabido, la microbiota es el conjunto de microorganismos, principalmente bacterias, protozoos, hongos microscópicos, que residen en nuestro intestino. Entre el 50 y 70% de las células de nuestro cuerpo son bacterias. Más de 1.000 especies de bacterias conviven en nuestro organismo aportando información metagenética de más de 200.000.000 genes. La formación de la microbiota intestinal ocurre en los primeros tres años de vida de una persona y especialmente durante el primer año. Al mismo tiempo que se forma el sistema inmune, madurando a la vez y modulándose mutuamente a lo largo de toda la vida. 

El abuso de antibióticos como causa de debut

 

Estudios recientes, han demostrado que el abuso de ciertos medicamentos, especialmente de antibióticos pueden influir en el debut diabético. En concreto, diversos ensayos preclínicos en ratones han demostrado que aumenta la incidencia de padecer diabetes tipo 1. Debido al uso abusivo de Vancomicina, Tilosina y un cóctel de antibióticos de amplio espectro. Una incidencia que sin embargo, disminuye con el uso de Neomicina.  Entendiendo por abuso, la administración de más de cinco tratamientos en edades muy tempranas, antes de los dos años.  Además, se ha establecido una relación clara entre las infecciones por enterovirus que en muchas ocasiones preceden al debut y la aparición de la diabetes tipo 1.

Por otro lado, se ha demostrado que el consumo de leche materna y de dietas altas en vitamina D, son muy beneficiosas para la formación de la microbiota intestinal y pueden reducir, en cierto modo, el riesgo de padecer diabetes tipo 1 o retrasar su aparición.

Aumento de los casos de Dt1 y microbiota intestinal

 

En la última década se ha incrementado el número de casos de pacientes con dt1 en países occidentales, lo que se achaca a cambios del estilo de vida, debido a nuevos hábitos alimenticios, higiénicos y al consumo abusivo de determinados medicamentos.

Unos cambios a los que también se ha adaptado evolutivamente nuestra microbiota. Por ello, una línea de estudio novedosa para conocer el porqué se produce el debut diabético es estudiar el desequilibrio o disbiosis de la microbiota intestinal. Y considerar a ésta como un detonante del proceso autoinmune de la diabetes tipo 1. 

Y es que, según este estudio, las personas con diabetes tipo 1 tienen un perfil microbacteriano distinto al de una persona sana, con un mayor número de bacterias y una menor diversidad de especies bacterianas. Además, esta disminución, en concreto de las células productoras de butirato, hacen más permeable el intestino de las personas con dt1. 

Se cree, y es una idea compartida por gran parte de la comunidad científica, que la barrera intestinal de una persona con diabetes 1 es más permeable, lo que provoca una huída de bacterias que activan los linfocitos que destruyen a las células beta  productoras de insulina dentro de los islotes pancreáticos.

Microbioterapia y probióticos de última generación para curar la Dt1

 

Por eso, en los últimos años se han puesto de moda nuevos abordajes para el tratamiento de distintas enfermedades de origen autoinmune. Uno de ellos y que cobra especial relevancia es la microbioterapia. La microbioterapia tiene un efecto directo sobre el sistema inmunológico, sin usar herramientas propias de este tipo de tratamientos. Por el contrario, se sirve de la modulación que las bacterias hacen del sistema inmunitario para revertir y prevenir el proceso autoinmune sobre las células betas. 

El estudio de la Dra. Rosell busca la creación de un probiótico de nueva generación derivado de un cóctel de bacterias escasas en pacientes con diabetes tipo 1. Estas bacterias serán extraídas directamente de la microbiota intestinal humana, usando marcadores identificados mediante análisis metagenómicos y nuevas tecnologías. Y buscará revertir y prevenir el proceso autoinmune sobre las células beta.

De hecho, ya hay ensayos clínicos aún no finalizados que han demostrado que los niños con predisposición genética que aún no han desarrollado diabetes tipo 1, pueden reducir y mejorar el control del índice glucémico.  Sólo con mezclas clásicas de probióticos a base de bífidus y lactobacillus.  Las ventajas de la microbioterapia con respecto a la inmunoterapia tradicional, radica en que parte de bacterias que ya están presentes en el intestino humano. Esto aumentará la tolerancia de los pacientes y la duración de los efectos del tratamiento.  Y además, será mucho más fácil de suministrar a los pacientes ya que se podrá administrar por vía oral.

NOTICIAS RELACIONADAS

Suscríbete

a nuestra Newsletter

Recibe las últimas noticias sobre investigación en diabetes tipo 1.

¿Conoces alguna noticia de actualidad sobre la diabetes tipo 1?

Escríbenos a través de nuestro formulario de contacto.

Chemistry class